ser y durar

50 formas de Ser y Durar en Parkour – Parte 1: Entrenando el Cuerpo

Por Chris “Blane” Rowat.-

Ser y durar es una de las frases más icónicas que posiblemente hayas escuchado en los círculos tradicionales del Parkour, pero ¿qué significa realmente? Depende de a quién le preguntes, pero la mayoría estará de acuerdo en los principios básicos trás ella. Como yo la entiendo, sugiere que una persona debe entrenar su cuerpo y mente para que sean capaces y estén preparados para todo, y entrenar de modo que les permita ser capaces y estar preparados por tanto tiempo como sea posible.

Sugiere que una persona debe apuntar a ser fuerte, pero no sólo en el sentido físico. Deben apuntar a ser resilientes, libre pensantes, seguros y aún así permanecer modestos. Deben aprender a ser autosuficientes y útiles para sus seres queridos y deben apuntar a siempre mejorar en algún aspecto.

¿Durar? Esa vieja enseñanza sobre “la llama más brillante se consume más rápido” es particularmente cierto en el Parkour. ¿Qué gracia tiene una persona que dura cinco años y debe dejar de entrenar por una lesión en la rodilla y un tobillo roto? ¿Qué tan útil es un cuerpo que no puede moverse sin dolor debido a años de dejación y abuso? La travesía del Parkour nunca fue con la intención de ser un flash brillante de espectáculo y show, sino que siempre fue la búsqueda continua por mejorar, sin que tuviese que terminar una vez que el cuerpo comienza a revelar signos de envejecimiento. No, no mientras la mente aún sea joven. No mientras el alma aún busque aventura, desafíos y juego. Algún día tal vez no seas capaz de hacer los mismos saltos que podías de niño, pero tendrás la fuerza y confianza suficientes para mostrarle a tu nieta cuando quiera intentar su primer enganche y pida tu ayuda, ¿cierto? Aún tendrás un equilibrio excepcional, buen juicio y conocimientos, y serás capaz de sobrepasar un muro alto si lo necesitas. Aún estarás suficientemente activo y móvil para ser autosuficiente y útil para ti, tu familia y amigos. De eso es de lo que realmente se trata el Parkour, los saltos son sólo una parte de este entrenamiento. Es realmente acerca de saber lo que puedes hacer con lo que tienes y tener las agallas de hacerlo cuando la situación lo amerite. Y eso podemos practicarlo hasta el día de nuestra muerte. Mi meta es ser el viejo sentado en la mesa que sigue siendo el único capaz de abrir ese terco frasco de pepinillos…

Mi viaje en el Parkour inició en septiembre de 2003. Antes de esto, el número de nuevos practicantes en la disciplina cada semana probablemente podía contarse con una mano y no fue hasta que Jump London fue transmitido por el Canal 4 en el Reino Unido, que el periodo de mayor crecimiento realmente comenzó. Jump Britain, la secuela de Jump London, fue otra gran fuente de interés para que cientos y luego miles de personas, comenzaran a buscar en Internet información acerca del Parkour. No había mucha información disponible en aquellos tiempos, pero los tiempos han cambiado. Ahora hay cientos de buenos tutoriales, artículos y entrenadores haciendo un esfuerzo para asegurarse de que buen contenido esté a disposición para ser encontrado por aquellos que lo buscan.

Ahora la tasa de crecimiento es difícil de contabilizar. Toda película de acción hollywoodense debe tener una fantástica persecución corriendo por los techos antes o después de la persecución en automóvil, y los términos Parkour y Freerunning suenan familiares para una creciente mayoría del mundo occidental y más allá.

Así que con todo esto, ya no estoy preocupado por el crecimiento de la disciplina. He conocido a suficientes buenos entrenadores y practicantes alrededor del mundo como para saber que el Parkour está en buenas manos, incluso cuando los medios muestran sólo la espectacularidad de la disciplina, las personas son lo suficientemente inteligentes para buscar un poco más profundo y encontrar de que se trata realmente, si van en serio. Confío en que nuevos practicantes encontrarán a las comunidades en sus países y serán capaces de tomar una decisión informada sobre quién es digno de confianza, quién es modesto, la mayoría lo es, y quién es un farsante. Aquellos que se aventuran en los velos de YouTube, las competencias de Red Bull-shit (nota: el autor hace un juego de palabras entre Red Bull y bullshit, expresión usada para referirse a porquerías, tonterías y mierda), artículos del periódico y propagandas de la televisión encontrarán riqueza de información buena y confiable, y gente decente que puede enseñarles el camino. Casi toda la exposición del Parkour a los medios de comunicación ayuda que las personas vean la punta del iceberg, pero la gran masa de contenido de valor yace bajo la superficie para que los principiantes se regocijen en ella si desean aventurarse.

Es mi deseo que esta serie de artículos de 5 partes sea considerada como parte de los contenidos útiles disponibles para la gente que se sumerge bajo la superficie buscando más.

Lo que sigue a continuación son los más de 50 consejos más útiles que podría entregar a los practicantes de Parkour, de todas las habilidades, para que sean y duren en esta disciplina. Esta es una colección de pensamientos, experiencias y opiniones, tanto personales como resultado de conversaciones y tiempo vivido con muchos viejos veteranos en las trincheras, ambos extranjeros como caseros, en la última década. Será publicado semanalmente para hacerlo más fácil de asimilar. Vamos al meollo del asunto…

 

Parte 1: Entrenando el Cuerpo

Una gran parte de ser y durar tiene que ver con cómo entrenas y perfeccionas tu cuerpo y sus capacidades físicas. Los siguientes puntos cubren los temas más importantes de los que me hubiese gustado saber más cuando empecé a entrenar.

 

1) Priorizar el movimiento de alta calidad

Sirve que te recuerdes a ti mismo regularmente que el Parkour es acerca del movimiento, no de técnicas individuales. Y mientras que una fuerza integral y un programa de acondicionamiento te ayudarán en tu progreso y protegerán tu cuerpo de lesiones, el objetivo final de volverte fuerte y proteger tu cuerpo es que consigas una máquina funcional y apta para explorar el entorno y usar como quieras.

Buscar la perfección en tu desplazamiento y entrenamiento para conseguir una calidad excepcional en tus movimientos, sin importar cuales sean, debería ser siempre una prioridad para el practicante de Parkour. Te tomará miles de repeticiones conscientes y precisas perfeccionar el más simple de los movimientos, pero entre más tiempo pases reforzando las técnicas básicas, más grande será tu seguridad y tu repertorio de movimientos.

Recuerda que los movimientos de Parkour de por sí son un excelente ejercicio físico. Cuando la biomecánica de cualquier movimiento es la correcta, el movimiento en sí mismo fortalecerá el cuerpo y ocasionará el mínimo de daño. Usas tu cuerpo completo para moverte por tu entorno y, a la hora de entrenarlo para adaptarse y mejorar en el Parkour, ningún ejercicio supera el hecho de realizar el movimiento de verdad. Entrenamientos de movimiento regulares y de alta calidad combinados con un plan sólido de entrenamiento de fuerza te llevarán muy muy lejos.

2) La búsqueda de la fuerza

Ya seas un principiante o has estado en las canchas por años, tu meta principal en cuanto a lo que es entrenamiento físico debería ser volverte más fuerte. Rippetoe (nota: un reconocido entrenador de fuerza de origen estadounidense) era muy efectivo al recordarnos que “las personas fuertes son más difíciles de matar que las personas débiles, y son más útiles en general”.

La fuerza es la tierra fértil de la cual nacen todas las otras capacidades físicas. Si quieres saltar más lejos, prevenir lesiones, mejorar tu resistencia y aumentar la densidad de tus huesos, entonces necesitas volverte más fuerte. Sí, el aumento de la fuerza mejorará tu resistencia. Alguien que puede hacer 50 flexiones de brazos mejorará y podrá hacer aún más una vez que aumente su fuerza en las extremidades superiores… ya que levantar su propio peso se sentirá como una carga más ligera que antes.

Y sí, el fortalecimiento también te permitirá saltar más lejos al mejorar la capacidad de tu cuerpo de ejercer fuerza contra un objeto externo, ya que cuando ese objeto sea el suelo, podrás empujarlo con más fuerza para saltar más alto y lejos que antes.

Ahora bien, se han escrito miles de libros con detalles para el incremento de la fuerza corporal, pero para resumir lo que la mayoría de ellos dice, busca ejercicios multi-articulares que sean regulables y ejecútalos a la perfección… haciéndolos más difíciles en la medida que mejoras.

Ejercicios compuestos (nota: que involucran varias articulaciones/músculos) como las sentadillas y el levantamiento de peso muerto deberían ser parte de una dieta básica y ayudarán a lograr un crecimiento sistemático. La halterofilia o levantamiento olímpico es otra herramienta útil para aquellos que quieran maximizar su desarrollo de potencia. Aprender lo básico de cómo realizar la cargada de potencia (power clean) no debería tomar demasiado tiempo bajo la tutela de un buen entrenador y esto te dará un método de entrenamiento de bajo impacto que te permitirá maximizar tu adquisición de potencia a medida que te fortaleces.

Recuerda que cualquier ejercicio es un ejercicio de fuerza para alguien. Si no puedes hacer una flexión en barra entonces un buen ejercicio será usar una banda que te asista para subirte a ti mismo de buena manera, mientras que esto será inútil como ejercicio para alguien que ya puede hacer muchas flexiones en barra. Se trata de evaluar y diagnosticar honestamente dónde estás y de lo que eres capaz y elegir los mejores ejercicios de fuerza para ti en cada momento. El levantamiento de pesas y los chalecos con pesos son útiles porque te permiten incrementar la carga que estás soportando.

3) Entrena como un atleta

Si el movimiento es nuestro plano para el entrenamiento y la fuerza son nuestros cimientos, entonces el nivel de acondicionamiento nos provee con el mortero que contendrá todas nuestras técnicas cuando las cosas se pongan difíciles.

Tener un buen nivel de acondicionamiento significará que podrás entrenar por más tiempo y recuperarte más rápido, lo que se traduce en el aumento del número de horas de entrenamiento por semana. También significará que, en el caso de requerir del Parkour en una situación de vida o muerte, no te irás a piso luego de tan sólo un minuto de movimiento intenso bajo presión.

Si vas en serio con respecto al Parkour, entonces hay una gran posibilidad de que ya hayas recibido suficiente impacto y estrés en tus articulaciones sin que quieras sumar más durante tus entrenamientos de acondicionamiento físico, así que elegir ejercicios amigables con las articulaciones, efectivos y eficientes con tu tiempo, es la clave aquí. El entrenamiento cardiovascular es importante, pero no  es necesario que te azotes contra el suelo por horas trotando… corre fuerte y rápido en superficies más suaves. Encuentra una colina grande y empinada e inyecta una dosis saludable de carreras en subida a tu régimen una o dos veces por semana. Acarrear, empujar, lanzar o arrastrar cargas pesadas tal como trineos, rocas o incluso automóviles generará en 10 minutos un beneficio mayor para tu estado físico que una hora de vueltas.

Ve tan rápido como puedas por 2 minutos, 4 minutos o 10 minutos, con o sin periodos de descanso y notarás que no sólo aumentan tu capacidad de trabajo y resistencia, sino que también mantendrás tu fuerza a la par. Esto no quiere decir que el entrenamiento cardiovascular extenso y mantenido sea inútil, es sólo que este debe desarrollarse en un programa de entrenamiento saludable y balanceado y no ser algo que haces todos los días.

El cuerpo no es muy bueno adaptándose a múltiples factores de estrés de una sola vez, por lo que no puedes incrementar significativamente tu nivel de fuerza si además estás trotando largas distancias cada día. Turna temporadas o ciclos de entrenamiento donde te enfoques en desarrollar algunas áreas mientras mantienes las otras… pero elige tus ejercicios cuidadosamente, de modo que no deshagan los meses de trabajo duro que has puesto en otros aspectos.

Busca sobre el método Tabata y úsalo como base para tu trabajo de acondicionamiento físico. Un set intenso de sentadillas con peso te hará mejor que una maratón.

4) Encuentra algo difícil y repítelo hasta que se te haga fácil

Difícil significa posible, pero que requiere toda tu concentración, una técnica excelente y la cantidad justa de potencia para conseguirlo. Si lo haces a la perfección en cada ocasión, entonces no es lo suficientemente difícil para ti.

El truco es encontrar un movimiento, salto o desafío difícil y pasar tiempo con él. Repítelo, siendo objetivamente consciente en cada intento y haciendo un esfuerzo por mejorar en cada oportunidad. Si saltaste demasiado lejos en la primera oportunidad y continúas saltando muy lejos en los siguientes 5 intentos, entonces necesitas hacer un cambio consciente y retirar potencia gradualmente hasta que te satisfaga o te hayas quedado corto.

Intenta, analiza, ajusta, ataca, sigue así una y otra vez.

Una vez que puedas repetirlo bien la mayor parte de las veces y se vuelva fácil, debes seguir adelante. Encuentra un nuevo desafío, salto o movimiento y repite el proceso. Usa tu experiencia de los saltos previos para darte seguridad.

El error más grande que las personas tienden a cometer es seguir adelante muy pronto antes de realmente dominar algo. Normalmente hay mucho más que aprender de un salto de lo que la gente piensa y van de salto en salto mejorando un poco cada uno, pero nunca dominando ninguno de ellos. ¿Podrías aún hacerlo con lluvia? ¿O cuando está oscuro…?

5) Entrena bilateralmente

No tienes por qué ser completamente igual en ambos lados, pero al menos busca ser competente en tu lado menos hábil. He conocido personas con impresionantes saltos en carrera sin miedo a usarlos, que se han visto completamente congeladas ante la idea de realizar un simple salto a un pie en baranda con su pierna débil. Si el desbalance es así de severo entonces hay un problema. No es sólo que un individuo como aquel esté severamente limitado en su técnica, sino que también está arriesgándose a una larga lista de problemas de desbalance muscular por dar uso mayoritariamente a un solo lado. Problemas estructurales y posturales que dan lugar a dolor crónico aparecerán, si es que aún no se han hecho presentes. Es una bomba esperando a estallar.

Las buenas noticias son que se puede arreglar fácilmente antes de convertirse en un problema y que si ya es un problema entonces hay ciertos pasos que puedes llevar a cabo para rebalancear tu cuerpo. Está bien tener un lado dominante y la mayoría de las personas lo tiene, sólo asegúrate de pasar algo de tiempo trabajando tu lado débil cada semana. Yo trato de entrenar ambos lados del cuerpo igualmente un 90% del tiempo y acepto que existirán algunos saltos y movimientos que entrarán en esa categoría del 10% que simplemente no podrán hacerse con el lado menos hábil este día. ¿Esos saltos enormes, temerarios, técnicos, que requieren todo de ti para lograr llegar al otro lado en una sola pieza? A veces es suficiente con hacerlos, en lugar de preocuparse por hacerlos con tu lado débil también. A veces.

Una forma realmente buena de entrenar esto es ocasionalmente pasar un día entero sólo trabajando con tu lado débil… Te sorprenderá lo mucho que mejorarás.

6) Encuentra los saltos más extraños que puedas y deja que el salto dicte la técnica

Olvida los nombres. Mi tipo de salto favorito es uno que no se puede categorizar. Es ese en el que tienes que saltar lo suficiente para pasar el muro, pero no tan alto para evitar golpear tu cabeza con la rama y debes girar 74 grados a tu derecha y agarrar con tu mano izquierda el borde tras la esquina esa saliente que no se puede ver… sin que tus pies toquen el piso. Esa clase de salto tan complejo que pensarlo sólo lo hace más difícil. Esa clase en la que dejas que el instinto tome el control y sólo saltas y te adaptas en el aire.

“Wow, acaba de hacer un… espera, ¿qué fue eso?”

“Un salto.”

Los franceses tienen la idea correcta en esto. Al escucharlos hablar de un trazo, no hablan de gatos, precisiones, pasa-vallas y tic-tacs, sólo apuntan y dicen: “tac, tac, tac, tac… ¡taaac!” para mostrar lo que harán y esto es genial. Ellos priorizan los obstáculos, el tramo, el trazo y la dirección más que las técnicas y esta es una forma liberadora de pensar en el Parkour.

Sigo impresionado por la cantidad de practicantes que van a los spots de entrenamiento buscando ese salto que vieron en aquel video e intentan replicarlo, grabándose a sí mismos exactamente de la misma manera. O van a un spot e intentan encontrar los enganches o los kongs a precisiones en lugar de ver lo que hay allí y dejar que los obstáculos y el entorno dicten el movimiento.

¡Enfócate en los obstáculos!

7) Testea tu SNC y ajusta tu entrenamiento diariamente

Si estás familiarizado con el término autorregulación en el entrenamiento entonces sabrás que es una herramienta útil. Es particularmente útil en el contexto del Parkour, ya que te permite ajustar tu plan de entrenamiento para ese día de modo de aprovecharlo al máximo.

Tal vez recuerdes alguna sesión de entrenamiento en la que no pudiste equilibrarte en una baranda con la misma facilidad con la que normalmente lo haces o que fue de cierto modo más difícil mantenerte en una precisión a baranda ese día. Esto no es algo de lo que debas preocuparte y es que se trata de uno de esos días en los que puede ser mejor entrenar algo menos técnicamente exigente.

El Sistema Nervioso Central (SNC) es responsable de controlar cada función de tu cuerpo, incluyendo cada movimiento que haces y, tal como los músculos en tu cuerpo, el SNC también puede fatigarse y requiere un tiempo para recuperarse entre sesiones de entrenamiento.

Diferentes ejercicios impactan el SNC en diferentes grados y si has estado haciendo mucho entrenamiento intenso los últimos días entonces no debería ser sorpresa que se te haga difícil equilibrarte hoy. Incluso si tus músculos se sienten bien, tu SNC puede estar fatigado y le está costando más controlar los músculos estabilizadores responsables de ayudarte en tu equilibrio.

Así que escucha a tu cuerpo y sé consciente de que, sin importar cuán descansado se sienta, vale la pena testear con movimientos simples de equilibrio durante el calentamiento, qué tan descansado está tu SNC hoy.

8) Ante la duda, simplifica

No tienes por qué complejizar demasiado tu entrenamiento para generar progresos. Lograrás grandes avances tan sólo realizando los ejercicios básicos con un alto estándar de calidad, frecuentemente. Ante la duda haz sentadillas, corre, escala y entrena tus saltos de precisión. Esos cuatro ejercicios aportarán mucho a todo lo demás en esta disciplina, luego puedes sumarle algo más de complejidad y variantes cuando quieras.

9) Entrena las cosas más simples como si tu vida dependiese de ello… podría pasar

Una gran cantidad de practicantes de Parkour se vuelven muy competentes cuando se trata de moverse a nivel de suelo, pero no pueden mostrar su potencial cuando se encuentran en altura, aunque no hay una diferencia física en el tamaño de los saltos.

Una buena forma de superar este problema tan común es entrenar cada salto como si estuvieras en altura. Con algo de práctica podrás llegar a sentir algunos de los miedos y dudas que experimentas en altura, pero en un entorno seguro donde no habrán consecuencias. Combinado con un poco de entrenamiento fuera de tu zona de comodidad, gradualmente te desensibilizarás a las alturas y estarás entrenando tu cuerpo a hacer el salto en primer lugar, lo cual es una habilidad importante y subvalorada.

10) Si un movimiento no te funciona, no lo hagas

Sólo porque todos tus amigos están entrenando su técnica de enganche con giro (nota: “cat leap 180” no tiene un nombre específico en español) no significa que tú también debas hacerlo. Piensa en ti mismo y si no disfrutas un movimiento o es algo que no quieres usar entonces no lo hagas. El Parkour se trata de superar obstáculos de forma segura y efectiva en cada situación. En ocasiones la situación te demandará movimientos lentos, pensados y cuidadosos y a veces podrás incorporar mucha más velocidad, pero los movimientos en sí no serán tan importantes.

Conozco un par de personas que simplemente no ocupan el kong. Lo pueden hacer… sólo que no les gusta y en su lugar prefieren correr y saltar por encima del obstáculo. Funciona.

11) Deja de preocuparte de tus zapatillas

He visto maestros de esta disciplina moverse bien descalzos y también con botas. Si tu técnica es buena entonces lo que calces no es tan importante. Cierto, algunos tipos de zapatillas son más apropiadas para el Parkour, pero si sigues algunas reglas generales entonces no te puedes equivocar.

Busca unas zapatillas que tengan un buen componente de caucho en la suela y que te ofrezcan una buena adherencia tanto en buenas condiciones como con lluvia, en concreto, madera y metal. Pruébalas antes de comprarlas. Evita cualquier sección plástica en la suela, ya que el plástico se desliza en el metal con mucha facilidad*. Dependiendo de a lo que estés acostumbrado, busca minimizar la cantidad de acolchado en la planta de la zapatilla y gradualmente usa zapatillas con suelas más delgadas a medida que tus pies se fortalecen y tus aterrizajes mejoran en el tiempo. Evita el soporte en los tobillos, ya que limita la movilidad natural del tobillo y genera mayor desgaste y daño en las rodillas, las cuales tendrán que compensar por dicha restricción. Y trata de encontrar una suela plana… si tiene algo de elevación en el talón entonces tus tendones de Aquiles se acortarán y debilitarán.

Aparte de esas pocas líneas de guía, no importa lo que uses. La marca es irrelevante y no creas en todas sus mentiras sobre tecnología superior. Recientemente un estudio encontró una directa relación entre el precio de las zapatillas de running y las probabilidades de lesionarse al usarlas. Entre más alejada es la forma de la zapatilla en relación a la del pie natural, más problemas genera. Ve a leer “Nacidos Para Correr” (Born To Run) de Christopher McDougall para más información en este tema.

Hazte la idea de que tendrás que reemplazar tu calzado con cierta regularidad, pero recuerda que este es uno de los pocos gastos del Parkour. Mientras mejoras te darás cuenta de que te empiezan a durar más a medida que tu técnica se desarrolla y comienzas a minimizar los impactos, desgastes y daños en las zapatillas.

*Una vez compré unas zapatillas para entrenar precisiones a baranda que tenían una gruesa sección de plástico a lo ancho de la suela, justo en el medio… simplemente para obligarme a no caer con el centro de los pies, considerando que las consecuencias serían serias. No es necesario que les diga lo rápido que mejoró mi técnica.

12) Escala

Si el Parkour pudiese reducirse a tan sólo tres tipos de movimiento, podríamos dejarlo en correr, saltar y escalar. Sobre estos tres, una vasta mayoría de los que practican Parkour ama saltar, odia correr… y se olvidan de escalar.

Casi toda la gente en el Parkour es mala escalando porque dependen de la fuerza de sus extremidades superiores en lugar de en la técnica. No soy el mejor escalador, pero me he estado enfocando más en este aspecto del Parkour desde hace un par de años y ha significado una diferencia considerable en mi habilidad de moverme. El Parkour se trata de superar obstáculos, sí, pero algunos obstáculos sólo pueden superarse lentamente y a conciencia. Y cuando el muro es muy alto para subirlo a la carrera entonces tal vez tu única opción sea escalarlo. Tómate algo de tiempo para trabajar en tu técnica de escalada, prioriza el uso de tus pies para reducir la cantidad de trabajo que tus brazos deben soportar. Como una regla general de seguridad, intenta mantener tres puntos de contacto con el obstáculo y sólo mueve una extremidad a la vez mientras escalas.

13) Domina la plancha en muro y en barra

Sin excepciones.

 

¡Pronto la segunda parte!

 

Fuente: Parkour Generations

Traducción: Mariajosé “Majo” Cruz

 

Posted in Sin categoría.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *